Descanso y diversión en Valle de Bravo

Autor: 1
Comparte este artículo
Valle de Bravo acoge uno de los lugares más confortables y tranquilos para quienes gustan en pasar unas vacaciones relajantes y que han pensado en el Estado de México como su próximo destino. No hay nada como dar un paseo por la Plaza de Valle Bravo o explorar entre bosques, zonas naturales y ríos, las posibilidades están a la orden del día.

Valle de Bravo se encuentra ubicado a un poco más de ciento cincuenta kilómetros de la Ciudad de México, rodeado de bosques y un imponente pico que es uno de los atractivos más vistosos, nos referimos a La Peña, con una cima que dispone de una vista privilegiada de toda la región, hasta donde decenas de turistas llegan todos los días para conseguir la mejor toma.


El lugar también es oportuno para practicar esquí acuático, canotaje, pesca deportiva, velero, vuelos en parapente desde el mirador de Monte Alto, trekking hacia la catarata del Velo de Novia y la Cascada de Avándaro. Además, por las tardes podemos realizar un tour gastronómico en sus restaurantes donde encontremos platillos típicos y una variada carta de platos internacionales.

La naturaleza de Valle de Bravo se mezcla a la perfección con una hermosa vista de arquitectura colonial heredada durante la conquista española. Así por ejemplo, es posible caminar por calles empedradas o viejas casonas con techos de teja roja, lagos artificiales y parques con vistas del cielo despejado.

Por la mayoría de bosques transitan una serie de corrientes  entre las que destaca el río El Molino, con arroyos de agua como El Crustel, Los Gavilanes y Capilla Vieja, hasta donde se precipitan bellas cascadas en medio de la variedad de flora y fauna que se deja ver alrededor.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Naturaleza, Turismo


1 Comentarios Enviar un comentario